Se encuentra usted aquí

Los Evangelios de Febrero

Los temas de los evangelios de Febrero comprenden la quinta semanas y los primeros tres días de la sexta semana del Tiempo ordinario, como lectura continuada del Evangelio según Marcos, que seguirá al final del Tiempo Pascual.
A continuación inicia el tiempo cuaresmal o preparación a los acontecimientos de la muerte y resurrección de Jesús con el miércoles de ceniza y la primera y segunda semana de Cuaresma.
 
Estos son los temas por semanas:
La quinta semana inicia con el Marcos en Cafarnaum en la casa de Simón y Andrés realizando curaciones, tiempo de oración y nuevas evangelización. Desde el lunes hasta el sábado leemos Marcos 6,53 hasta 8,10 con curaciones, nuevas evangelizaciones y confrontación con los fariseos sobre lo puro y lo impuro, salió de Galilea y fue hasta Fenicia y regresando a su tierra partió el pan por la multitud hambrienta.
La sexta semana llega hasta el martes porque el miércoles inicia el tiempo cuaresmal. El domingo nos recuerda la curación de leproso y la intimidación de Jesús de no divulgar lo sucedido y por por eso s¿Qué se habla del evangelio del evangelio secreto de Marcos. Lunes y martes nos recuerdan la nueva confrontación de los fariseos y la incredulidad de los discípulos de Jesús no obstante habían asistidos a las acciones “milagrosas” de Jesús.
El miércoles inicia el tiempo de penitencia en preparación a la muerte y resurrección de Jesús con el evangelio de Mateo donde recuerda la obras del cristiano como fue las de los judíos: la oración, la penitencia y la limosna y, en los siguientes días, Jesús anuncia su próxima pasión, la práctica del ayuno y la vocación de Leví.
La primera semana de cuaresma la Iglesia nos presenta las siguientes lecturas: las tentaciones de Jesús en el desierto, el juicio final, la oración del Padrenuestro, la señal de Jonás, la actitud del padre, el juicio de Dios y el amor a los enemigos.
La segunda semana de cuaresma se presenta a Jesús con el padre de la Ley que es Moisés, y con el padre del profetismo que es Elías.
Los evangelios de la semana hablan de la compasión, del conocimiento de la ley, del camino de la cruz, de la justicia de Dios, de la viña del Señor que representa al pueblo de Israel.
 
4-10 de Febrero 2018
Quinta semana del Tiempo Ordinario
 
El Evangelio según Marcos presenta un Jesús que no quiere que se divulgue su popularidad y que se mantenga en secreto su misión.
 
La lectura continua de Marcos nos presenta los siguientes temas: Jesús es solidario con el pueblo, Jesús se enfrenta con los fariseos y escribas, determina lo que es puro y lo que es impuro, atiende a una mujer extranjera, va a anunciar su evangelio a ciudades paganas y, finalmente, alimenta al pueblo hambriento.
 
Domingo 4 de Febrero de 2018
Evangelio según Marcos 1,29-39
 
Según el evangelista Marcos, allí en Cafarnaúm estaba la casa de Simón llamado Pedro y de su hermano Andrés y, será también, la casa de Jesús, durante el periodo de su vida pública.
 
Al salir de la Sinagoga, Jesús fue a la casa de Simón y Andrés con Santiago y Juan. La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, por lo que en seguida le hablaron de ella. Jesús se acercó y, tomándola de la mano, la levantó. Se le quitó la fiebre y se puso a atenderlos.
Antes del atardecer, cuando se ponía el sol, empezaron a traer a Jesús todos los enfermos y personas poseídas por espíritus malos. El pueblo entero estaba reunido ante la puerta. Jesús sanó a muchos enfermos con dolencias de toda clase y expulsó muchos demonios; pero no los dejaba hablar, pues sabían quién era.
De madrugada, cuando todavía estaba muy oscuro, Jesús se levantó, salió y se fue a un lugar solitario. Allí se puso a orar. Simón y sus compañeros fueron a buscarlo, y cuando lo encontraron le dijeron: «Todos te están buscando.» Él les contestó: «Vámonos a los pueblecitos vecinos, para predicar también allí, pues para esto he salido.»
Y Jesús empezó a visitar las sinagogas de aquella gente, recorriendo toda Galilea. Predicaba y expulsaba a los demonios.
Pasos paralelos en los Evangelios según: Mt 8,14-16. Lc 4,38-44.
 
Lunes 5 de Febrero de 2018
Evangelio según Marcos 6,53-56
 
La curación a través del tacto era costumbre en aquella época. En nuestros días se está recuperando la práctica de tratar las afecciones físicas y psicológicas imponiendo las manos o con el masaje físico, sobre todo entre la gente falta de recursos.
 
Terminada la travesía, llegaron a Genesaret y amarraron allí la barca. Apenas se bajaron, la gente lo reconoció y corrieron a dar la noticia por toda aquella región. Empezaron a traer a los enfermos en sus camillas al lugar donde Él estaba, y en todos los lugares adonde iba, pueblos, ciudades o aldeas, ponían a los enfermos en las plazas y le rogaban que les dejara tocar al menos el fleco de su manto. Y todos los que lo tocaban quedaban sanos.
Paso paralelo en el Evangelio según: Mt 14,34-36.
 
Martes 6 de Febrero de 2018
Evangelio según Marcos 7,1-13
 
La práctica de las leyes de la pureza era muy importante en el tiempo de Jesús y normalmente era supervisada por los maestros y levitas, que bajaban de Jerusalén hasta la región de Galilea.
 
Los fariseos se juntaron en torno a Jesús, y con ellos había algunos maestros de la Ley llegados de Jerusalén. Esta gente se fijó en que algunos de los discípulos de Jesús tomaban su comida con manos impuras, es decir, sin habérselas lavado antes. Porque los fariseos, al igual que el resto de los judíos, están aferrados a la tradición de sus mayores, y no comen nunca sin haberse lavado cuidadosamente las manos. Tampoco comen nada al volver del mercado sin antes cumplir con estas purificaciones. Y son muchas las tradiciones que deben observar, como la purificación de vasos, jarras y bandejas.
Por eso los fariseos y maestros de la Ley le preguntaron: «¿Por qué tus discípulos no respetan la tradición de los ancianos, sino que comen con manos impuras?»
Jesús les contestó: «¡Qué bien salvan ustedes las apariencias! Con justa razón profetizó de ustedes Isaías cuando escribía: Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de Mí. El culto que me rinden de nada sirve; las doctrinas que enseñan no son más que mandatos de hombres. Ustedes descuidan el mandamiento de Dios por aferrarse a tradiciones de hombres.»
Y Jesús añadió: «Ustedes dejan tranquilamente a un lado el mandato de Dios para imponer su propia tradición. Así, por ejemplo, Moisés dijo: Cumple tus deberes con tu padre y con tu madre, y también: El que maldiga a su padre o a su madre es reo de muerte. En cambio, según ustedes, alguien puede decir a su padre o a su madre: «Lo que podías esperar de mí es “consagrado”, ya lo tengo reservado para el Templo.» Y ustedes ya no dejan que esa persona ayude a sus padres. De este modo anulan la Palabra de Dios con una tradición que se transmiten, pero que es de ustedes. Y ustedes hacen además otras muchas cosas parecidas a éstas.»
Pasos paralelos en los Evangelios según: Mt 15,1-9. Lc 11,38; 20,9.
 
Miércoles 7 de Febrero de 2018
Evangelio según Marcos 7,14-23
 
Jesús explicaba en forma muy llana a sus discípulos, para que entendieran la esencia de la ley, y no dependieran de explicaciones eruditas y de las cargas  imposibles de practicar para el pueblo, determinada por los maestros de la ley.
 
Jesús volvió a llamar a la gente y empezó a decirles: «Escúchenme todos y traten de entender. Ninguna cosa que de fuera entra en la persona puede hacerla impura; lo que hace impura a una persona es lo que sale de ella. El que tenga oídos, que escuche.»
Cuando Jesús se apartó de la gente y entró en casa, sus discípulos le preguntaron sobre lo que había dicho. El les respondió: «¿También ustedes están cerrados? ¿No comprenden que nada de lo que entra de fuera en una persona puede hacerla impura? Pues no entra en el corazón, sino que va al estómago primero y después al basural.»
Así Jesús declaraba que todos los alimentos son puros.
Y luego continuó: «Lo que hace impura a la persona es lo que ha salido de su propio corazón. Los pensamientos malos salen de dentro, del corazón: de ahí proceden la inmoralidad sexual, robos, asesinatos, infidelidad matrimonial, codicia, maldad, vida viciosa, envidia, injuria, orgullo y falta de sentido moral. Todas estas maldades salen de dentro y hacen impura a la persona.»
Paso paralelo en el Evangelio según: Mt 15,10-20.
 
Jueves 8 de Febrero de 2018
Evangelio según Marcos 7,24-30
 
Jesús se trasladó hasta la región pagana de Tiro y de Sidón. Ese camino era importante para los galileos por ser la vía del comercio y del intercambio de los productos agrícolas, que producía la región de Galilea, con los bienes de la región mediterránea.  
 
Jesús decidió irse hacia las tierras de Tiro. Entró en una casa, y su intención era que nadie lo supiera, pero no logró pasar inadvertido. Una mujer, cuya hija estaba en poder de un espíritu malo, se enteró de su venida y fue en seguida a arrodillarse a sus pies. Esta mujer era de habla griega y de raza sirofenicia, y pidió a Jesús que echara al demonio de su hija.
Jesús le dijo: «Espera que se sacien los hijos primero, pues no está bien tomar el pan de los hijos para echárselo a los perritos.» Pero ella le respondió: «Señor, los perritos bajo la mesa comen las migajas que dejan caer los hijos.» Entonces Jesús le dijo: «Puedes irte; por lo que has dicho el demonio ya ha salido de tu hija.» Cuando la mujer llegó a su casa, encontró a la niña acostada en la cama; el demonio se había ido.
Paso paralelo en el Evangelio según: Mt 15,21-28.
 
Viernes 9 de Febrero de 2018
Evangelio según Marcos 7,31-37
 
Curar a los enfermos combinando acciones físicas y palabras apropiadas era la costumbre de entonces. Jesús quería que no se conociesen sus poderes, por eso aparta al enfermo de la gente.
 
Saliendo de las tierras de Tiro, Jesús pasó por Sidón y, dando la vuelta al lago de Galilea, llegó al territorio de la Decápolis. Allí le presentaron un sordo que hablaba con dificultad, y le pidieron que le impusiera la mano.
Jesús lo apartó de la gente, le metió los dedos en los oídos y con su saliva le tocó la lengua. En seguida levantó los ojos al cielo, suspiró y dijo: «Effetá», que quiere decir: «Ábrete.»
Al instante se le abrieron los oídos, le desapareció el defecto de la lengua y comenzó a hablar correctamente. Jesús les mandó que no se lo dijeran a nadie, pero cuanto más insistía, tanto más ellos lo publicaban. Estaban fuera de sí y decían muy asombrados: «Todo lo ha hecho bien; hace oír a los sordos y hablar a los mudos.»
 
Sábado 10 de Febrero de 2018
Evangelio según Marcos 8,1-10
 
En el pan compartido está la materia prima del acontecimiento milagroso de Jesús. En el mundo de los vivientes nada sucede si no hay la colaboración de lo creado y en especial  del ser humano.
 
En aquellos días se juntó otra vez muchísima gente, y no tenían nada que comer. Jesús llamó a sus discípulos y les dijo: «Siento compasión por esta gente, pues hace ya tres días que están conmigo y no tienen nada para comer. Si los mando a sus casas sin comer, desfallecerán por el camino, pues algunos de ellos han venido de lejos.»
Sus discípulos le contestaron: «¿De dónde podemos sacar, en este lugar desierto, el pan que necesitan?» Jesús les preguntó: «¿Cuántos panes tienen?» Respondieron: «Siete.»
Entonces mandó a la gente que se sentara en el suelo y, tomando los siete panes, dio gracias, los partió y empezó a darlos a sus discípulos para que los repartieran. Ellos se los sirvieron a la gente. Tenían también algunos pescaditos. Jesús pronunció la bendición y mandó que también los repartieran.
Todos comieron hasta saciarse, y de los pedazos que sobraron, recogieron siete cestos. Eran unos cuatro mil los que habían comido. Luego Jesús los despidió. En seguida subió a la barca con sus discípulos y se fue a la región de Dalmanuta.
Pasos paralelos en los Evangelios según: Mt 15,32-39.  Mc 6,30-44.
 
 
11-17 de Febrero 2018
Sexta semana de Tiempo Ordinario
 
En el Evangelio de este domingo Jesús cura un leproso y reitera que no quiere que se conozca su extraordinaria forma de obrar.
 
Las perícopas de Marcos son una continuación de las de la semana anterior, y hace referencia a: la confrontación de Jesús con los fariseos; la curación del ciego en forma escondida para indicar el secreto de su Reino.
El día miércoles es el inicio de la cuaresma, y entre el miércoles y el sábado se leen las perícopas que preparan el camino de la cruz: Mateo nos reclama el ayuno y la oración en privado, a escondida, como medio de cambio de vida, y se presenta, en la boca de Pedro, como Hijo de Dios y también como novio. Finalmente Lucas nos enseña un Jesús que es médico.
 
Domingo 11 de Febrero de 2018
Evangelio según Marcos 1,40-45
 
La lepra eran manchas en la piel y la mayoría de las veces se curaban en unos días. Por miedo a la enfermedad real de la lepra y por las exigencias de los que conducían al pueblo, todos los que presentaban impureza externa estaban excluidos de vivir en comunidad o entre los perímetros de las ciudades.
.
Se le acercó un leproso, que se arrodilló ante Él y le suplicó: «Si quieres, puedes limpiarme.» Sintiendo compasión, Jesús extendió la mano y lo tocó diciendo: «Quiero, queda limpio.» Al instante se le quitó la lepra y quedó sano. Entonces Jesús lo despidió, pero le ordenó enérgicamente: «No cuentes esto a nadie, pero vete y preséntate al sacerdote y haz por tu purificación la ofrenda que ordena la Ley de Moisés, pues tú tienes que hacer tu declaración.»
Pero el hombre, en cuanto se fue, empezó a hablar y a divulgar lo ocurrido, de tal manera que Jesús ya no podía entrar públicamente en el pueblo; tenía que andar por las afueras, en lugares solitarios. Pero la gente venía a Él de todas partes.
Pasos paralelos en el Evangelio según: Mt 8,2-4. Lc 5,12-16.
 
Lunes 12 de Febrero de 2018
Evangelio según Marcos  8,11-13
 
Las señales del cielo, en el mundo bíblico, se daban dentro de las realidades terrenas de riqueza y libertad social y económica. Dios favorecía a quienes observan el pacto establecido por Moisés.
 
Vinieron los fariseos y empezaron a discutir con Jesús. Querían ponerlo en apuros, y esperaban de Él una señal que viniera del Cielo. Jesús suspiró profundamente y exclamó: «¿Por qué esta gente pide una señal? Yo les digo que a esta gente no se le dará ninguna señal.» Y dejándolos, subió a la barca y se fue al otro lado del lago.
Paso paralelo en el Evangelio según: Mt 16,1-4.
 
Martes 13 de Febrero de 2018
Evangelio según Marcos 8,14-21
 
La levadura es una metáfora para indicar la fermentación desbordante, de las explicaciones extremistas e  irrealizables de la ley imperante, que los maestros de Jerusalén imponían a la gente.
 
Los discípulos se habían olvidado de llevar panes, y tan sólo tenían un pan en la barca.
De repente él les hizo esta advertencia: «Abran los ojos y cuídense tanto de la levadura de los fariseos como de la de Herodes.» Se dijeron unos a otros: «La verdad es que no tenemos pan.» Jesús se dio cuenta y les dijo: «¿Por qué estos cuchicheos? ¿Porque no tienen pan? ¿Todavía no entienden ni se dan cuenta? ¿Están ustedes tan cerrados que teniendo ojos no ven y teniendo oídos no oyen? ¿No recuerdan  cuando repartí cinco panes entre cinco mil personas? ¿Cuántos canastos llenos de pedazos recogieron?» Respondieron: «Doce». «Y cuando repartí los siete panes entre cuatro mil, ¿cuántos cestos llenos de sobras recogieron?» Contestaron: «Siete».  Entonces Jesús les dijo: «¿Y aún no entienden?»
Paso paralelo en el Evangelio según: Mt 16,5-12.
 
Miércoles 14 de Febrero de 2018
Miércoles de Ceniza
Evangelio según Mateo 6,1-6.16-18
 
Los tres elementos que sustentan la vida piadosa de un judío son: la limosna, el ayuno y la oración. Son tres dimensiones de la fe hacia Dios (la oración), de respeto de nuestro ser hijos de Dios (el ayuno) y, el amor hacia el prójimo (la limosna).
 
Guárdense de las buenas acciones hechas a la vista de todos, a fin de que todos las aprecien. Pues en ese caso, no les quedaría premio alguno que esperar de su Padre que está en el cielo. Cuando ayudes a un necesitado, no lo publiques al son de trompetas; no imites a los que dan espectáculo en las sinagogas y en las calles, para que los hombres los alaben. Yo se lo digo: ellos han recibido ya su premio.
Tú, cuando ayudes a un necesitado, ni siquiera tu mano izquierda debe saber lo que hace la derecha: tu limosna quedará en secreto. Y tu Padre, que ve en lo secreto, te premiará.
Cuando ustedes recen, no imiten a los que dan espectáculo; les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que la gente los vea. Yo se lo digo: ellos han recibido ya su premio. Pero tú, cuando reces, entra en tu pieza, cierra la puerta y ora a tu Padre que está allí, a solas contigo. Y tu Padre, que ve en lo secreto, te premiará.
Cuando pidan a Dios, no imiten a los paganos con sus letanías interminables: ellos creen que un bombardeo de palabras hará que se los oiga. No hagan como ellos, pues antes de que ustedes pidan, su Padre ya sabe lo que necesitan.
Pasos paralelos en los Evangelios según: Lc 16,14-15. Mt 15,7; 22,18; 23,13-15.
 
Jueves 15 de Febrero de 2018
Evangelio según Lucas 9,22-25
 
Los tres grupos que condenaron a Jesús fueron: las autoridades judías del Sanedrín, los sacerdotes de alto rango que negociaban con las autoridades romanas el puesto de sumo sacerdote, y los maestros o escribas de la ley que tenían esclavizado el pueblos con prescripciones legales insoportables.
 
Y les decía: «El Hijo del Hombre tiene que sufrir mucho y ser rechazado por las autoridades judías, por los jefes de los sacerdotes y por los maestros de la Ley. Lo condenarán a muerte, pero tres días después resucitará.»
También Jesús decía a toda la gente: «Si alguno quiere seguirme, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz de cada día y que me siga. Les digo: el que quiera salvarse a sí mismo, se perderá; y el que pierda su vida por causa mía, se salvará. ¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo entero si se pierde o se disminuye a sí mismo?
Pasos paralelos en los Evangelios según: Mt 16,21; 24-27; 10,33.38-39. Mc 8,31.34-38.
 
Viernes 16 de Febrero de 2018
Evangelio según Mateo 9,14-15
 
El ayuno formaba parte de los ritos de penitencia y de duelo. Originalmente sólo se sabía de un día fijo de ayuno, conocido como el día de las expiaciones: esta era una ceremonia para pedir perdón a Dios por lo que habían hecho mal.
Después del exilio, se instituyeron cuatro días de ayuno en memoria de las desgracias de la nación. Además se proclamaban días de ayuno en situaciones críticas nacionales o locales.
 
Entonces se le acercaron los discípulos de Juan y le preguntaron: «Nosotros y los fariseos ayunamos en muchas ocasiones, ¿por qué tus discípulos no ayunan?»
Jesús les contestó: «¿Quieren ustedes que los compañeros del novio estén de duelo mientras el novio está con ellos? Llegará el tiempo en que el novio les será quitado; entonces ayunarán.
Pasos paralelos en los Evangelios según: Mc 2,18-22. Lc 5,33-39.
 
Sábado 17 de Febrero de 2018
Evangelio según Lucas 5,27-32
 
Los romanos recaudaban dos clases de impuestos directos: Un impuesto sobre bienes raíces, parte en especies y parte en metálico, y otro como peaje por el paso de personas y mercancía.
Con ese segundo impuesto construían carreteras y hacia el mantenimiento de las existentes facilitando una gran y rápida movilidad en todo el Imperio.
 
Al salir, Jesús vio a un cobrador de impuestos, llamado Leví, que estaba sentado en el puesto donde cobraba. Jesús le dijo: «Sígueme.» Leví se levantó, lo dejó todo y empezó a seguirlo.
Leví le ofreció un gran banquete en su casa, y con ellos se sentaron a la mesa un buen número de cobradores de impuestos y gente de toda clase. Al ver esto, los fariseos y los maestros de la Ley expresaban su descontento en medio de los discípulos de Jesús: «¿Cómo es que ustedes comen y beben con los cobradores de impuestos y con personas malas?»
Pero Jesús tomó la palabra y les dijo: «No son las personas sanas las que necesitan médico, sino las enfermas. No he venido para llamar a los buenos, sino para invitar a los pecadores a que se arrepientan.»
Pasos paralelos en los Evangelios según: Mt 9,12. Mc 2,13-17.
 
 
Semana del 18 al 24 de Febrero 2018
Primera semana de Cuaresma
 
Podemos sintetizar el camino de la cuaresma en estos cuatro verbos del texto evangélico según Marcos: Se ha cumplido el tiempo, está cerca el reino de Dios, renuncien a su mal camino y crean en la buena noticia.
Decía Jesús: «El tiempo se ha cumplido, el Reino de Dios está cerca. Renuncien a su mal camino y crean en la Buena Nueva.» (Mc 1,15).
Es el tiempo establecido por Dios, según su plan, es él esperado por los creyentes en función de vida a través de la fe en la Buena noticia del Reino de Dios.
 
Los evangelios de la semana nos presentan propuestas de cambios y salvación. El lunes está el juicio final que será sobre el amor hacia el prójimo, el martes la oración del Padre nuestro, el miércoles la necesidad de la conversión, el jueves la oración realizada con perseverancia, el viernes el respeto a los demás por ser hijos de Dios y el sábado el límite del amor es el amor hacia los enemigos.
 
Domingo 18 de Febrero de 2018
Evangelio según Marcos 1,12-15
 
La tradición señala como lugar de las tentaciones la montaña llamada Jebel Qarantal (el monte de las cuarentenas), que domina a occidente la llanura de Jericó.
Galilea era ya una provincia romana, que comprendía la Palestina septentrional, al oeste del río Jordán y el lago de Tiberíades. En general, la región es montañosa y se divide geográficamente en Galilea superior, al norte, y Galilea inferior, al sur.
Los picos de Galilea superior alcanzan altitudes cercanas a los 914 m, aunque el Hare Meron se eleva hasta los 1.208 m de altura, el terreno en el sur está más nivelado.
La región cuenta con suficientes recursos hídricos: las áreas montañosas están cubiertas de arbustos, y se cultivan cereales en las grandes llanuras. Galilea superior fue famosa durante mucho tiempo por el cultivo de olivos y vides.
 
 En seguida el Espíritu lo empujó al desierto Estuvo cuarenta días en el desierto y fue tentado por Satanás. Vivía entre los animales salvajes y los ángeles le servían.
Después de que tomaron preso a Juan, Jesús fue a Galilea y empezó a proclamar la Buena Nueva de Dios
Decía: «El tiempo se ha cumplido, el Reino de Dios está cerca. Renuncien a su mal camino y crean en la Buena Nueva.»
Pasos paralelos de los evangelios según: Mt 4,1-17. Lc 4,1-15.
 
Lunes 19 de Febrero de 2018
Evangelio según Mateo 25,31-46
 
Las cabras o el ganado cabrío, eran animales cuya carne era apreciada en los banquetes, sobre todo la del cabrito, eran ofrecidos en los sacrificios, y formaban parte del ritual del día de las expiaciones. Se tomaba leche de cabra; las pieles vueltas servían de odres y el pelo se utilizaba para la fabricación de tiendas.
El carnero y la oveja encuentran su sustento en los prados comunes situados cerca de las aglomeraciones; en verano lo llevan a la estepa. Constituye así mismo una de las víctimas más importantes para los sacrificios, se ofrecían sobretodo carneros y corderos machos. Daba lana, vestido de piel, carne y leche.
Su esquileo era acompañado de fiestas, al igual que la cosecha. La oveja era incapaz de defenderse ante el peligro y era obediente al pastor.
 
Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria rodeado de todos sus ángeles, se sentará en el trono de gloria, que es suyo. Todas las naciones serán llevadas a su presencia, y separará a unos de otros, al igual que el pastor separa las ovejas de los chivos. Colocará a las ovejas a su derecha y a los chivos a su izquierda
Entonces el Rey dirá a los que están a su derecha: «Vengan, benditos de mi Padre, y tomen posesión del reino que ha sido preparado para ustedes desde el principio del mundo Porque tuve hambre y ustedes me dieron de comer; tuve sed y ustedes me dieron de beber. Fui forastero y ustedes me recibieron en su casa. Anduve sin ropas y me vistieron. Estuve enfermo y fueron a visitarme. Estuve en la cárcel y me fueron a ver.»
Entonces los justos dirán: «Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te dimos de comer, o sediento y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos forastero y te recibimos, o sin ropa y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte El Rey responderá: «En verdad les digo que, cuando lo hicieron con alguno de los más pequeños de estos mis hermanos, me lo hicieron a mí.»
Dirá después a los que estén a la izquierda: «¡Malditos, aléjense de mí y vayan al fuego eterno, que ha sido preparado para el diablo y para sus ángeles! Porque tuve hambre y ustedes no me dieron de comer; tuve sed y no me dieron de beber; era forastero y no me recibieron en su casa; estaba sin ropa y no me vistieron; estuve enfermo y encarcelado y no me visitaron.»
Estos preguntarán también: «Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, desnudo o forastero, enfermo o encarcelado, y no te ayudamos?» El Rey les responderá: «En verdad les digo: siempre que no lo hicieron con alguno de estos más pequeños, ustedes dejaron de hacérmelo a mí
Y éstos irán a un suplicio eterno, y los buenos a la vida eterna.»
 
Martes 20 de Febrero de 2018
Evangelio según Mateo 6,7-15
 
El Padre Nuestro ciertamente se rezaba en las primeras comunidades cristianas. No sabemos el lugar donde Jesús enseñó esta oración a sus discípulos, pero una antigua tradición lo ubica en el monte de los Olivos, cerca del lugar donde la tradición dice que Jesús ascendió a los cielos.
La gruta del Padre Nuestro está ahora atendidas por las hermanas carmelitas.
 
Cuando pidan a Dios, no imiten a los paganos con sus letanías interminables: ellos creen que un bombardeo de palabras hará que se los oiga. No hagan como ellos, pues antes de que ustedes pidan, su Padre ya sabe lo que necesitan.
Ustedes, pues, recen así: Padre nuestro, que estás en el Cielo, 9 santificado sea tu Nombre, venga tu Reino, 10 hágase tu voluntad así en la tierra como en el Cielo. Danos hoy el pan que nos corresponde, y perdona nuestras deudas, 12 como también nosotros perdonamos a nuestros deudores; y no nos dejes caer en la tentación, 13 sino líbranos del Maligno.
Porque si ustedes perdonan a los hombres sus ofensas, también el Padre celestial les perdonará a ustedes Pero si ustedes no perdonan a los demás, tampoco el Padre les perdonará a ustedes.
Paso paralelo del evangelio según: Lc 11,2-4. Mc11,25.
 
Miércoles 21 de Febrero de 2018
Evangelio Según Lucas 11,29-32
 
La palabra multitud aparece en la escritura con un término griego “óklos”, que  indica una aglomeración de gente, pero no en los términos que entendemos ahora: El texto hace referencia a un libro del Primer Testamento, la novela de Jonás, escrita en el tercer siglo a.C., en una época de apertura del pueblo de Israel hacia las naciones extranjeras.
 
Aumentaba la multitud por la gente que llegaba y Jesús empezó a decir: «La gente de este tiempo es gente mala. Piden una señal, pero no tendrán más señal que la señal de Jonás Porque así como Jonás fue una señal para los habitantes de Nínive, de igual manera el Hijo del Hombre será una señal para esta generación. La reina del Sur resucitará en el día del Juicio junto con la gente de hoy y los acusará, porque ella vino desde los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón, y aquí tienen ustedes mucho más que Salomón. Los habitantes de Nínive resucitarán en el día del Juicio junto con la gente de hoy y los acusarán, porque ellos se convirtieron con la predicación de Jonás, y aquí ustedes tienen mucho más que Jonás.
Paso paralelo del evangelio según: Mt 12,38-42.
 
Jueves 22 de Febrero de 2018
Evangelio según Mateo 7,7-12
 
Cuando se habla de la Ley y los Profetas, se indica todos los libros del Primer Testamento, del canon masorético, que sustentan y abre el camino a las enseñanzas de Jesús.
 
Pidan y se les dará; busquen y hallarán; llamen y se les abrirá la puerta. Porque el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y se abrirá la puerta al que llama. ¿Acaso alguno de ustedes daría a su hijo una piedra cuando le pide pan? ¿O le daría una culebra cuando le pide un pescado? Pues si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡con cuánta mayor razón el Padre de ustedes, que está en el Cielo, dará cosas buenas a los que se las pidan!
Todo lo que ustedes desearían de los demás, háganlo con ellos: ahí está toda la Ley y los Profetas.
Pasos paralelos de los evangelios según: Lc 11,9-13; 18,1-8. Mt 18,19. Mc 11,24. 
 
Viernes 23 de Febrero de 2018
Evangelio según Mateo 5,20-26
 
El tribunal, era el estrado semicircular donde estaban sentados los magistrados romanos para impartir justicia, cuya competencia se extendía a los delitos definidos por la ley.
El tribunal del Emperador era de apelación para los ciudadanos romanos. En las provincias, los pueblos con derecho del peregrino conservaban sus tribunales propios, mientras que el gobernador sólo se ocupaba de los asuntos relativos a los ciudadanos romanos o de los homicidios.
 
Yo se lo digo: si no se proponen algo más perfecto que lo de los fariseos, o de los maestros de la Ley, ustedes no pueden entrar en el Reino de los Cielos.
Ustedes han escuchado lo que se dijo a sus antepasados: «No matarás; el homicida tendrá que enfrentarse a un juicio.» Pero yo les digo: Si uno se enoja con su hermano, es cosa que merece juicio. El que ha insultado a su hermano, merece ser llevado ante el Tribunal Supremo; si lo ha tratado de renegado de la fe, merece ser arrojado al fuego del infierno. Por eso, si tú estás para presentar tu ofrenda en el altar, y te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí mismo tu ofrenda ante el altar, y vete antes a hacer las paces con tu hermano; después vuelve y presenta tu ofrenda
Trata de llegar a un acuerdo con tu adversario mientras van todavía de camino al juicio. ¿O prefieres que te entregue al juez, y el juez a los guardias, que te encerrarán en la cárcel? En verdad te digo: no saldrás de allí hasta que hayas pagado hasta el último centavo.
Pasos paralelos de los evangelios según: Lc 12,58-59. Mc:11,25.
 
Sábado 24 de Febrero de 2018
Evangelio según Mateo 5,43-48
 
Los Cielos, en el mundo hebreo, indican el lugar de la presencia original y definitiva de Dios, y la Paternidad universal de Yahveh-Elohim.
 
Ustedes han oído que se dijo: «Amarás a tu prójimo y no harás amistad con tu enemigo Pero yo les digo: Amen a sus enemigos y recen por sus perseguidores, para que así sean hijos de su Padre que está en los Cielos. Porque él hace brillar su sol sobre malos y buenos, y envía la lluvia sobre justos y pecadores.
Si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué mérito tiene? También los cobradores de impuestos lo hacen. Y si saludan sólo a sus amigos, ¿qué tiene de especial? También los paganos se comportan así. Por su parte, sean ustedes perfectos como es perfecto el Padre de ustedes que está en el Cielo.
Paso paralelo del evangelio según: Lc 6,27-36.
 
 
Semana del 25 de Febrero al 3 de Marzo 2018
Segunda semana de Cuaresma
 
La segunda semana de cuaresma inicia con la perícopa evangélica donde se presenta la sintonía de Jesús con el padre de la Ley, Moisés, y con el padre del profetismo, Elías. Allí se coloca a Jesús en el mismo corazón de la religión judía y de la historia de la salvación.
Es importante esforzarnos por adquirir, en estos días de la cuaresma, la razón de nuestra fe y de nuestras obras.
 
Los evangelios de la semana hablan de la compasión como estilo de vida, del conocimiento de la ley, del camino de la cruz, de la justicia de Dios, de la viña del Señor que representa al pueblo de Israel que desechó al Señor y a los hijos pródigos en busca de su redención.
En esta semana tenemos una gran riqueza de textos evangélicos con temas centrados en las realidades más esenciales de la vida.
 
Domingo 25 de Febrero de 2018
Evangelio según Marcos 9,2-10
 
Las tiendas representan las viviendas de los pastores nómadas y seminómadas, como eran los patriarcas y los israelitas hasta su permanencia en Egipto.
Yahveh vivió en el tabernáculo de una tienda en el desierto, junto al pueblo y así mismo a su regreso a Canaán, en el tiempo de los jueces.
Las mayorías de las veces las cubiertas de las tiendas eran tejidas con pelos de cabra, con los que tenían un tono oscuro. Se las fijaban mediante cuerdas y estacas.
En el interior de la tienda había una sección particular reservada para las mujeres. A veces estás tenían su propia tienda, y también podía haber para el ganado.
 
Seis días después, Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago y a Juan y los llevó a ellos solos a un monte alto. A la vista de ellos su aspecto cambió completamente. Incluso sus ropas se volvieron resplandecientes, tan blancas como nadie en el mundo sería capaz de blanquearlas. Y se les aparecieron Elías y Moisés, que conversaban con Jesús.
Pedro tomó la palabra y dijo a Jesús: «Maestro, ¡qué bueno es que estemos aquí! Levantemos tres chozas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.» En realidad no sabía lo que decía, porque estaban aterrados. En eso se formó una nube que los cubrió con su sombra, y desde la nube llegaron estas palabras: «Este es mi Hijo, el Amado, escúchenlo. Y de pronto, mirando a su alrededor, no vieron ya a nadie; sólo Jesús estaba con ellos
Cuando bajaban del cerro, les ordenó que no dijeran a nadie lo que habían visto, hasta que el Hijo del Hombre resucitara de entre los muertos. Ellos guardaron el secreto, aunque se preguntaban unos a otros qué querría decir eso de “resucitar de entre los muertos”.
Pasos paralelos de los evangelios según: Mt 17,1-8. Lc 9,28-36.
 
Lunes 26 de Febrero de 2018
Evangelio según Lucas 6,36-38
 
La compasión es la acción divina por excelencia, que encumbre la esencia misma de Dios.
Compasión o misericordia, jesed en hebreo y éleos en griego. la traducción en griego más cercana al hebreo es splagkna que indica las mismas entrañas del ser humano.
 
Sean compasivos como es compasivo el Padre de ustedes. No juzguen y no serán juzgados; no condenen y no serán condenados; perdonen y serán perdonados. Den, y se les dará; se les echará en su delantal una medida colmada, apretada y rebosante. Porque con la medida que ustedes midan serán medidos ustedes.»
Pasos paralelos de los evangelios según: Mt 7,1-2. Mc 4,24.
 
Martes 27 de Febrero de 2018
Evangelio según Mateo 23,1-12
 
Las filacterias, eran bolsitas de piel que contenían copias de cuatro  pasajes de la Torah que los judíos llevaban sobre la frente, y en el brazo izquierdo, al menos durante la oración.
Con las filacterias se ponían también un manto terminado en flecos, que llevaba borlas en sus cuatro ángulos, como recuerdo de los mandamientos.
 
Entonces Jesús habló tanto para el pueblo como para sus discípulos:
«Los maestros de la Ley y los fariseos han ocupado el puesto que dejó Moisés. Hagan y cumplan todo lo que ellos dicen, pero no los imiten, porque ellos enseñan y no practican. Preparan pesadas cargas, muy difíciles de llevar, y las echan sobre las espaldas de la gente, pero ellos ni siquiera levantan un dedo para moverlas. Todo lo hacen para ser vistos por los hombres. Miren esas largas citas de la Ley que llevan en la frente y los largos flecos de su manto. Les gusta ocupar los primeros lugares en los banquetes y los asientos reservados en las sinagogas. Les agrada que los saluden en las plazas y que la gente los llame Maestro.
Lo que es ustedes, no se dejen llamar Maestro, porque no tienen más que un Maestro, y todos ustedes son hermanos. No llamen Padre a nadie en la tierra, porque ustedes tienen un solo Padre, el que está en el Cielo. Tampoco se dejen ustedes llamar Guía, porque ustedes no tienen más Guía que CristoReferencias versículo 11El más grande entre ustedes se hará el servidor de todos. Porque el que se pone por encima, será humillado, y el que se rebaja, será puesto en alto.
Pasos paralelos de los evangelios según: Mc 12,38-40. Lc 11,39-52: 20,45-57.
 
Miércoles 28 de Febrero de 2018
Evangelio según Mateo 20,17-28
 
Jerusalén está situada en una meseta cuya altitud oscila entre los 640 y 770 metros sobre el nivel del Mediterráneo, pero para subir a Jerusalén desde Jericó, había que añadir otros 400 metros de desnivel, por la depresión del valle del río Jordán.
La ciudad está rodeada de montañas que la ocultan a la vista del peregrino. Al norte se encuentra el monte Scopus, al sur el Jebel Mukkabir, al este el Monte de los Olivos y al Oeste, Colinas de 850 metros de altura.
 
Mientras iban subiendo a Jerusalén, Jesús tomó aparte a los Doce y les dijo por el camino: «Ya estamos subiendo a Jerusalén; el Hijo del Hombre va a ser entregado a los jefes de los sacerdotes y a los maestros de la Ley, que lo condenarán a muerte. Ellos lo entregarán a los extranjeros, que se burlarán de él, lo azotarán y lo crucificarán. Pero resucitará al tercer día.» La madre de Santiago y Juan pide los primeros puestos.
Entonces la madre de Santiago y Juan se acercó con sus hijos a Jesús y se arrodilló para pedirle un favor. Jesús le dijo: «¿Qué quieres?» Y ella respondió: «Aquí tienes a mis dos hijos. Asegúrame que, cuando estés en tu reino, se sentarán uno a tu derecha y otro a tu izquierda.
Jesús dijo a los hermanos: «No saben lo que piden. ¿Pueden ustedes beber la copa que yo tengo que beber?» Ellos respondieron: «Podemos.». Jesús replicó: «Ustedes sí beberán mi copa, pero no me corresponde a mí el concederles que se sienten a mi derecha o a mi izquierda. Eso será para quienes el Padre lo haya dispuesto.»
Los otros diez se enojaron con los dos hermanos al oír esto. Jesús los llamó y les dijo: «Ustedes saben que los gobernantes de las naciones actúan como dictadores y los que ocupan cargos abusan de su autoridad. 26 Pero no será así entre ustedes. Al contrario, el que de ustedes quiera ser grande, que se haga el servidor de ustedes, y si alguno de ustedes quiere ser el primero entre ustedes, que se haga el esclavo de todos. Hagan como el Hijo del Hombre, que no vino a ser servido, sino a servir y dar su vida como rescate por muchos.»
Pasos paralelos de los evangelios según: Mc: 10,32-45. Lc 18,31-33; 22,24-27.
 
Jueves 1 de Marzo de 2018
Evangelio según Lucas 16,19-31
 
Las vestiduras de los ricos eran de lana teñidas con púrpura de Tiro, y el lino se usaba para  ropas interiores finas, de Egipto.
Los perros del amo podían comer los trozos de pan con que aquel limpiaba los platos o sus manos, y que luego arrojaba debajo de la mesa.
 
Había un hombre rico que se vestía con ropa finísima y comía regiamente todos los días. Había también un pobre, llamado Lázaro, todo cubierto de llagas, que estaba tendido a la puerta del rico. 2Hubiera deseado saciarse con lo que caía de la mesa del rico, y hasta los perros venían a lamerle las llagas. Pues bien, murió el pobre y fue llevado por los ángeles al cielo junto a Abraham. También murió el rico, y lo sepultaron.
Estando en el infierno, en medio de los tormentos, el rico levantó los ojos y vio a lo lejos a Abraham y a Lázaro con él en su regazo. Entonces gritó: «Padre Abraham, ten piedad de mí, y manda a Lázaro que moje en agua la punta de su dedo y me refresque la lengua, porque me atormentan estas llamas.»
Abraham le respondió: «Hijo, recuerda que tú recibiste tus bienes durante la vida, mientras que Lázaro recibió males. Ahora él encuentra aquí consuelo y tú, en cambio, tormentos. Además, entre ustedes y nosotros hay un abismo tremendo, de tal manera que los que quieran cruzar desde aquí hasta ustedes no pueden hacerlo, y tampoco lo pueden hacer del lado de ustedes al nuestro.»
El otro replicó: «Entonces te ruego, padre Abraham, que envíes a Lázaro a la casa de mi padre, a mis cinco hermanos: que vaya a darles su testimonio para que no vengan también ellos a parar a este lugar de tormento.» Abraham le contestó: «Tienen a Moisés y a los profetas: que los escuchen.» El rico insistió: «No lo harán, padre Abraham; pero si alguno de entre los muertos fuera donde ellos, se arrepentirían.»
Abraham le replicó: «Si no escuchan a Moisés y a los profetas, aunque resucite uno de entre los muertos, no se convencerán.»
Paso paralelo del evangelio según: Jn 5,46-47
 
Viernes 2 de Marzo de 2018
Evangelio según Mateo 21,33-46
 
Las viñas se plantaban preferentemente en laderas bien orientadas que se labraban  y se quitaban la maleza y las piedras al suelo. Se rodeaban con una cerca para protegerlas del ganado y los animales salvajes.
Unas cabañas o una torre de guardia daban abrigo a los guardianes de la viña. Se procuraba que la cepa fuese de buena calidad.
Los sarmientos se sostenían con palos o bien eran dirigidos hacia las higueras.
La viña representaba el pueblo de Israel.
 
Escuchen este otro ejemplo: Había un propietario que plantó una viña. La rodeó con una cerca, cavó en ella un lagar y levantó una torre para vigilarla. Después la alquiló a unos labradores y se marchó a un país lejano. Cuando llegó el tiempo de la vendimia, el dueño mandó a sus sirvientes que fueran donde aquellos labradores y cobraran su parte de la cosecha. Pero los labradores tomaron a los enviados, apalearon a uno, mataron a otro y a otro lo apedrearon.
El propietario volvió a enviar a otros servidores más numerosos que la primera vez, pero los trataron de la misma manera.
3Por último envió a su hijo, pensando: “A mi hijo lo respetarán”.Pero los trabajadores, al ver al hijo, se dijeron: “Ese es el heredero. Lo matamos y así nos quedamos con su herencia”. Lo tomaron, pues, lo echaron fuera de la viña y lo mataron. Ahora bien, cuando venga el dueño de la viña, ¿qué hará con esos labradores?» Le contestaron: «Hará morir sin compasión a esa gente tan mala y arrendará la viña a otros labradores que le paguen a su debido tiempo.»
Jesús agregó: «¿No han leído cierta Escritura? Dice así: La piedra que los constructores desecharon llegó a ser la piedra angular; ésa fue la obra del Señor y nos dejó maravillados.
Ahora yo les digo a ustedes: se les quitará el Reino de los Cielos, y será entregado a un pueblo que le hará producir sus frutos.» Y el que caiga sobre esta piedra será hecho pedazos; pero sobre quien ella caiga, lo aplastará.
Al oír estos ejemplos, los jefes de los sacerdotes y los fariseos comprendieron que Jesús se refería a ellos. Hubieran deseado arrestarlo, pero tuvieron miedo del pueblo, que lo consideraba como un profeta.
Pasos paralelos de los evangelios según: Mc: 12,1-12. Lc 20,9-19.
 
Sábado 3 de Marzo de 2018
Evangelio según Lucas 15,1-3.11-32
 
Los publicanos eran los cobradores de los impuestos del peaje y de las mercancías. Eran considerados pecadores por servir al enemigo o no observar la ley. Decir publicano, pecador, prostituta es semejante que decir impuro.
La parábola era una forma preferida por Jesús para anunciar el Evangelio del reino.
 
Los publicanos y pecadores se acercaban a Jesús para escucharle. Por esto los fariseos y los maestros de la Ley lo criticaban entre sí: «Este hombre da buena acogida a los pecadores y come con ellos.» 3 Entonces Jesús les dijo esta parábola:
«Había un hombre que tenía dos hijos. El menor dijo a su padre: “Dame la parte de la hacienda que me corresponde.” Y el padre repartió sus bienes entre los dos.
El hijo menor juntó todos sus haberes, y unos días después se fue a un país lejano. Allí malgastó su dinero llevando una vida desordenada. Cuando ya había gastado todo, sobrevino en aquella región una escasez grande y comenzó a pasar necesidad. Fue a buscar trabajo y se puso al servicio de un habitante del lugar, que lo envió a su campo a cuidar cerdos. Hubiera deseado llenarse el estómago con las bellotas que daban a los cerdos, pero nadie se las daba.
Finalmente recapacitó y se dijo: “¡Cuántos asalariados de mi padre tienen pan de sobra, mientras yo aquí me muero de hambre! 1Tengo que hacer algo: volveré donde mi padre y le diré: Padre, he pe cado contra Dios y contra ti. Ya no merezco ser llamado hijo tuyo. Trátame como a uno de tus asalariados.” Se levantó, pues, y se fue donde su padre.
Estaba aún lejos, cuando su padre lo vio y sintió compasión; corrió a echarse a su cuello y lo besó. Entonces el hijo le habló: «Padre, he pecado contra Dios y ante ti. Ya no merezco ser llamado hijo tuyo.» Pero el padre dijo a sus servidores: «¡Rápido! Traigan el mejor vestido y pónganselo. Colóquenle un anillo en el dedo y traigan calzado para sus pies. Traigan el ternero gordo y mátenlo; comamos y hagamos fiesta, porque este hijo mío estaba muerto y ha vuelto a la vida; estaba perdido y lo hemos encontrado.» Y comenzaron la fiesta.
El hijo mayor estaba en el campo. Al volver, cuando se acercaba a la casa, oyó la orquesta y el baile. Llamó a uno de los muchachos y le preguntó qué significaba todo aquello. El le respondió: «Tu hermano ha regresado a casa, y tu padre mandó matar el ternero gordo por haberlo recobrado sano y salvo.»
El hijo mayor se enojó y no quiso entrar. Su padre salió a suplicarle. Pero él le contestó: «Hace tantos años que te sirvo sin haber desobedecido jamás ni una sola de tus órdenes, y a mí nunca me has dado un cabrito para hacer una fiesta con mis amigos. Pero ahora que vuelve ese hijo tuyo que se ha gastado tu dinero con prostitutas, haces matar para él el ternero gordo.»
El padre le dijo: «Hijo, tú estás siempre conmigo y todo lo mío es tuyo. Pero había que hacer fiesta y alegrarse, puesto que tu hermano estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y ha sido encontrado.»
Paso paralelo del  evangelio según: Mt 9,10-13.
 

 

Funciona con Drupal

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer